19:04

Quienes me conocen perfectamente, saben que yo nunca apuesto si tengo dudas y hay probabilidades de que pierda.

Cuando apuesto es porque estoy convencida de ganar, no soy tan temeraria como para los riesgos. No me gusta perder.

Hoy sé que apostar mi vida al hombre que amo me ha mantenido siempre como ganadora.

Qué bien se siente haber estado en lo correcto al decidir mi camino y seguir adelante. Odio arrepentirme.

Sigo y voy con todo.

5 comentarios:

Menda dijo...

Adelante.
Para detrás, ni para coger impulso.

Un besazo, preciosa.

Alijodos dijo...

Pues yo pienso lo mismo al elegirte entre mis blogs de lectura casi diaria..y tambien he ganado. a ti. Aunque a veces se que no he cubierto expectativas...lo siento. Buen fin de semana.

RAMPY dijo...

yo te doy gracias por existir en mi vida
Un beso
Rampy

Petite dijo...

chuuu... yo creo que jugar para ganar a veces aburre, la clave es nunca jugar a la estúpida no más.
Suerte!

Menda dijo...

¿Estás bien?