11:48

Diálogo con Dios




Hola Dios, ya sabes que no me gusta creer en tí, porque si lo hago siempre acabo decepcionada de tu "dichoso" amor por nosotros los mortales... pero necesito pedirte algo, porque sé que existes, aunque no me guste la idea...

QUE PUEDO HACER POR TI HIJITA AMADA?

Pos nada, ya sabes que mi amiga Reyna está muy enfermita, te hemos pedido mil veces que ya cese su dolor, que te la lleves, ya déjala descansar no?

EL DOLOR SANTIFICA

El dolor santifica mis huaraches! ella es una santa y todos lo sabemos, es la persona más noble que conozco en el mundo, la más honesta, sincera y trabajadora, no me vengas con tus rollos de santidad, además no te pedimos mucho, sólo quítale el aliento ...

TODO LO QUE YO HAGO ES POR AMOR A USTEDES

Ni madres! si de verdad nos amaras no la dejarías sufrir y llorar tanto, mira cómo tiene la piel ya rasgada del tumor gigantesco! mira como llora, no escuchas a su madre? no te llega ver su dolor? eso no es amor, eres un sádico, disfrutas vernos sufrir.

MI MODO DE VER LAS COSAS NO ES IGUAL AL TUYO

Pues si de verdad fueras mi padre "muy amado" como dices, harías lo que yo hago con mis hijas, me bajo a su nivel y les explico las cosas, para que entiendan, para que no se confundan, para que no sufran. No me quedo callada y les infrinjo más dolor. Pero qué puede decirme un dios que le hizo cosas tan horribles a su hijo dejándolo en la tierra...y no me digas que fueron los hombres, porque según tú nada sucede sin tu permiso.. Señor Omnipotente.

MIS CAMINOS SON MISTERIOSOS

Pues agarra tú camino vete mucho al cuerno, no te entiendo y no niego que existas, te lo repito, sin embargo, no eres el dios bueno que dicen que eres, no lo has demostrado, llevo muchos años de conocerte y de ver lo que le haces a la gente buena, es como si te diera envidia que hubiera alguien bueno como "tú" y entonces los haces sufrir como desquite. Al menos a mí, me tienes cero admirada, si si, ya se, me vas a mandar un castigo, de esos que acostumbras, porque no te gusta que te digan tus verdades. Pero ni modo, así me hiciste.

Cambio y fuera.

Y Dios se quedó como siempre... callado.

7 comentarios:

Colores dijo...

Sí, lo sentí de veras! Siento mucho el dolor que sufre tu amiga, espero que pronto cese... y el dolor de uds por verla sufrir!
Impresionante tu diálogo con Dios, pero es lo que de verdad muchos pensamos.. No hay lógicas en eso y por eso es que Él, así como nos lo presentaron, se desvanece a medida que crecemos y vemos el mundo tal cual es..
Muchos abrazotes, amiga!
fuertes abrazos a la distancia y muchos cariños!

Pedro dijo...

Je,je,je, yo tampoco lo entiendo, hace mucho tiempo que tampoco lo entiendo...
Escribes muy bien Dorn, me gusta tu estilo, no es la primera vez que te visito (creo que ya te dejé algo por ahí) y no será la última (si Dios quiere...)
Por cierto, sobre tu elogioso comentario, vives en un pais que me encanta, lleno de artesanía preciosa (y de comida rica, rica).
Echo de menos mis paseos por el Mercado de Sonora, por la Cidadela o por los barrios artesanales de la Pza de las Tres Culturas.
Sigue escribiendo Dorn, que lo haces estupendamente.
Un beso.

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Ala... que fuerte!!!!
es que a veces yo pienso cosas parecidas, pero nunca se las he dicho... es bueno que lo hayas escrito, no es lo mismo pensarlo que hacer un informe detallado...

Saludos!!!!!

caracol dijo...

que fuerte, dorn. me hiciste llorar, obviamente... porque ando sensible y dolorida pero más por tu amiga, y porque yo tengo mis discusions parecidas con dios.

espero que tu amiga descanse en el amor de aquellos que le acompañan, como tu.

Aule dijo...

Lo siento Dorn.
Pide a los angeles que te manden fuerza y fortaleza para que se las puedas transmitir a Reyna.
No siempre entendemos los porque. Pero esta en nosotros hacer algo con esos porques por mucho que duelan.
Dale mucho amor y cariño a ella que los necesita.

Un abrazo y un beso querida.

Milagros Sánchez dijo...

Preciosa y querida amiga, tu ternura es infinitamente superior a la "omnipotencia" de ese dios tan ruín y despiadado.
Confía en la propia energía que existe en tu interior, que ella sabrá llevarte inteligentemente y sin mediadores de por medio ni falsos "pastores" de un "rebaño" dormido en la ignorancia y el miedo.
Y regálale lo mejor de tí misma a esa personita enferma y ya verás como, al menos, le temblarán las manos de emoción y esbozará una sonrisa. Porque si no hay remedios médicos que curen, si, puede mejorarse el dolor del alma!!
Besitos

Aldebaran dijo...

Grandiosa sinceridad la que sale de las entrañas. Se fuerte!

Salu2