14:31

Ganar y perder



Ahora que está invadiendo nuestra vida matrimonial la NFL y todos los maridos están hipnotizados por la tv y aplastados durante horas viendo el futbol americano, me puse a pensar...mi vida es un maldito partido de futbol americano.

En la vida, hay personas que jugamos distintos partidos, unos más fáciles, otros más difíciles, pero por ejemplo:

Mi vida es un partido de americano porque cada vez que intento avanzar.. llegan un montón de cosas que me frenan, me impiden llegar a mi meta, a veces logro ganar, pero con mucho trabajo y después de mucho tiempo, yascansada y tal vez cuando lo que quiero ya no es ganar, sino estar en mi casa con los míos descansando. El partido es fuerte, doloroso, lleno de golpes y heridas, acaba uno exhausto y a veces, por un giro inesperado a punto de ganar, lo pierdo todo, llega alguien con más ímpetu o más fuerte y zaz, mi sueño no se cumple, otro me lo roba. De qué me ha servido haber sacado los primeros premios toda mi educación básica, salir con honores del colegio, estudiar 5 años una carrera, buscar trabajo, hacerlo bien, ser cumplida, bien hecha y responsable.. cuando aquí lo que cuenta es quien llegó primero, quien pidió menos sueldo, quien no tiene hijos, como te apellidas, que auto tienes y quien no es mujer.

Hay otras personas que juegan en su vida futbol soccer y se divierten mucho jugando, a veces ganan, a veces pierden y les da igual, se divirtieron, la pasaron bien y el ambiente a su alrededor siempre es de fiesta, una que otra pela, pero todo es por querer verlos ganar. Es más rápido el juego, hay más probabilidad de anotaciones y ahí los golpes son menores, depende más de tí lograr tu objetivo, no de los impedimentos que te ponen los demás. Aquí podría poner de ejemplo a mis papás, que trabajando lograron lo que tienen, cumplieron el famosos sueño de que si trabajas consigues viajar, coches, casa, etc...fue otra época, ahora nosotros trabajamos como negros simplemente para lograr subsistir, sin lujos.

Pero no olvidemos otro tipo de juego... un partido de poker por ejemplo, ahí no falta el suertudo, que cómodamente sentado, comiendo botanita y bebiendo un trago, solo tiene que estirar la mano para que le lleguen las cartas, y zaz! le sale una buena mano, lo apuesta todo o una parte y gana, y gana y durante el juego, gana más sentado cómodamente en su sillita... no suda, no sufre, si acaso solo lo necesario para divertirse. Este caso es de una conocida mía, muy guapa, pero brutísima, siempre sacaba malas notas en la escuela, no estudió nada, trabajó como recepcionista en una empresa y un millonario se enamoró de ella, se casó y ahora vive cómodamente con sirvienta,chofer, nana y viajando por el mundo.

No es justo! no me gusta !!! odio el futbol americano!!! ya merezco sentarme a jugar en una mesa no?

6 comentarios:

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Es verdad que ahora hay mas competencia que antes, ya no es garantia tener una carrera, un posgrado o tener logros en lo profesional... pero bueno, no nos vamos a amargar por eso... hay que jugar el partido hasta el final, sin perder el aliento y por que no, llevarnos la victoria!!!! ya nos tocara otro juego menos rudo...

Venus dijo...

si nos toco un juego tan rudo debe ser porque podemos! Tu amiga conocida que dices que no era buena en el colegio ni nada no habría podido lidiar con lo que tu o yo hacemos jeje. Me incluyo en el grupo del futbol americano, pero espero cambiar de deporte pronto. Animo que la vida da sorpresas!

Milagros Sánchez dijo...

Tu amiga quizás le tocó esa suerte de quedarse sentada para que los demás la sirvan, pero también seguro que está muy sola, insatisfecha, insegura, etc. porque si de repente esa "ruleta rusa" de La Vida le juega una mala racha y coge una enfermedad mala o a su marido se le arruina el negocio o pierde la vida...¡qué se yo! piensa por un instante en la debilidad de tu amiga, en la incapacidad de reaccionar inclusive, etc.
Cada vez que vencemos dificultades, cada vez que nos enfrentamos al "toro" siempre se fortalece nuestra alma, la capacidad de superación se hace mayor y es cuando de verdad aprendemos a saber vivir, a saber disfrutar con las pequeñas cosas, porque la felicidad consiste en pequeños momentos de plenitud. Y por supuesto rodearnos de personas que nos aman de verdad es el mejor regalo de esta vida.
Espero que ya estés más animada y que ese nubarrón negro se haya alejado de tu mente.
Muchossss besosssss y ánimooo!!

Kyra dijo...

En casos como el ultimo que escribiste, siento que se aplica la ley de la atraccion, quien sabe, a lo mejor esta chica deseo, soño y estaba convencida que algun dia eso le sucederia y le sucedio... y a uno, que lo criaron con la conviccion de que todo se consigue trabajando duro y que ser rico no le pasa a cualquiera pues nos pasaron a amolar un poquito... digo...

caracol dijo...

y la persona que menos sabe, a veces se lleva todo, y para acabar en su primera sentada a la mesa...

pero qué aburrida vida será, no?
Yo asi tengo una amiga, casada con un hombre de billetesss hartos y aun con toda la jodienda por la que a veces siento pasar, prefiero andar enlodada y moretoneada por los tacles y los golpes... aunque a veces no deje de quejarme de lo carajo que está el partido, mil veces lo prefiero.

animo, nena! que tu así jugando este juego de la vida te has de ver muy bien, con cicatrices, despeinada, medio sudada y mugrienta, pero JUGANDO, carajo!!!

yeeeei! besos!

NEBET-HET dijo...

Hombres.....si todavian existen, es porque no hay consoladores que inviten a copas, jijiji

Besitos