23:09

Llora mi pensamiento



Qué dificil sonreirte cuando por dentro sé que solo te tendré a mi lado por unos cuantos meses más. Cómo duele saber que  estamos juntos en esto y que sabemos lo que pasará irremediablemente y actuar como si fuera algo normal que hemos llegado a aceptar. Cómo expresarte mi dolor sin que te duela, cómo externarte mi cariño sin que me sientas forzada a dártelo a borbotones antes de tu partida. Sé que en un tiempo ya no estarás más con nosotros, que las risas serán solo recuerdos, que tu compañía se reducirá a imágenes y recuerdo de tus palabras. Y duele, me duele saber que el momento llegará irremediablemente, y que tendré que permanecer de pie junto con todos los demás que te queremos y extrañaremos.

Hoy como cada día imaginé nuevamente mi vida sin tu presencia y duele, el hueco en el corazón comienzo a llenarlo de agua salada , de va desde los ojos a mis labios, de mis labios al teclado y del teclado a distintos corazones. Corazones con quienes compartir mi tristeza, mi miedo y mi desesperanza. Quedaré sola, la muerte te llegará pronto y como siempre cruel no le importará el modo ni el momento, te quiere para ella y nada puedo hacer para recuperarte.

Anda, haremos maletas y te ayudo a partir, que si trato de retenerte solamente te desgarraré más el cuerpo, vamos, te acompaño en el camino, pero no me pidas sonrisas todo el tiempo, que sé llegará el momento en que no estaré de pie. Vamos hagamos tus maletas, juntas, como cuando éramos niñas, tomemos el camino sin retorno, donde sé que te dejaré partir dándote la mano y con una sonrisa, para más tarde volverme a casa, por el mismo camino, pero sola.

4 comentarios:

Nicolas dijo...

Es precioso lo que has escrito, y duro el camino a recorrer cuando las sonrisas son solo el dirsfraz que ocultan una tristeza infinita.

Beos Nico

CurroClint dijo...

Le quedará lo que siente por ella. Nunca quedará un vacio si se quiere y se demuestra mientras se pueda. El vacio llega cuando el querer llega tarde, cuando no se ha entregado. Una despedida, así, tan para siempre, debe ser una unión. Porque algo de esa persona, quedará inscrito en tí, por haberla querido, cuando su cuerpo se vaya para siempre. Y volverá a casa, con una sonrisa interior, que nunca dejarás que esté sola.

Maria Coca dijo...

Triste relato... Pero repleto de amor. Me gustó, como tu blog.

Besos desde mi orilla.

Dorn dijo...

Nico, no sé a veces si las sonrisas sirvan o duelan mas...

Curro, que lindas palabras, gracias!

Maria Coca, un gusto tenerte por aca, gracias!