10:12

Igualdad o individualidad?


Siempre he sido partidaria de la individualidad, me chocan las corrientes feministas o machistas que basan su comportamiento en creer que son mejores que el otro sexo. Tampoco me late la igualdad, somos diferentes!! Somos gracias a dios diferentes en cuerpo, pensamientos, modo de amar, de hablar, de caminar, de superar crisis, de resolver problemas, de enfrentar miedos. Cada hombre y cada mujer somos distintos, compartimos si acaso ciertos rasgos, pero un hombre jamás será igual a una mujer y viceversa.

Intento educar a mis hijas en el respeto al otro género, o bueno.. los otros géneros: hombres, lesbianas, homosexuales, bisexuales. No les hago ver que algo está mal o es grave o escandaloso, simplemente que así es y punto, así como a mí me gusta el chocolate blanco a otra mas le gusta el oscuro, a otros el amargo, otros dulce y otros le ponen sal y lo hacen mole.

Pero desgraciadamente la sociedad no está preparada para todo este modo de ver la vida naturalmente. Si me invitan a la fiesta de una niña de 5 años y le llevo una pelota de fútbol, podría apostar que la mamá me miraría con ojos de reproche o pensaría que simplemente me confundí de fiesta. De igual manera si llego a la fiesta del hermanito de 7 años y le llevo una barbie, peor! Yo me pregunto: acaso las mujeres no jugamos a la pelota? acaso los hombres jamás tendrán en sus manos un bebé al que peinar, cambiarle el vestido y comprarle joyitas?

Escuché el otro día a un papá que tiene un hijo de 5 años que claramente tiene tendencia gay, y le compra sus barbies y maquillaje y todo lo que está estipulado es para niñas. Sus amigos de trabajo le dicen que si eso le parece sano? que lo motive a inclinarse al otro sexo. El respondió:

- Darle lo que yo quiero que sea, lo hará seguro sentirse rechazado por lo que es. Qué gano con hacerlo sentir así? Además uno nunca sabe, qué tal que tu hijo que nunca en su vida ha tenido en sus manos una muñeca, jamás sepa tratar a una mujer. El mío igual y desde ahora está aprendiendo a manipularlas...jajaja.

Los amigos entre carcajadas dejan de meterse en lo que no les incumbe, pero todos sabemos que el niño tendrá sin duda una difícil adaptación a un mundo donde no todos piensan como su papá. Donde se fijan cómo te vistes, qué carro traes, si lo que haces concuerda con tu look. Me ha tocado ser rechazada de empleos y saber de amigas que no les dan oportunidad en algunas empresas por no ser rubias, o no ser altas, o por ser muy delgadas, o muy gordas; o porque te ves corrientita ( a pesar de tener más educación que una rubia ignorante). Lo más triste: por ser mujeres o ser hombres.

Siempre he dicho que no me importa que alguna de mis hijas sea lesbiana, o bisexual, o monja, o piruja, o policía, o torera, o secretaria, o astronauta. Quiero que sea feliz. Sé lo que implica enfrentarse a un mundo donde la mayoría piensa lo contrario, pero es muy divertido pasearse por la vida desentonando con todos los demás, ser diferente, ser único.

7 comentarios:

La Menda. dijo...

Totalmente de acuerdo contigo y tu forma de ver las cosas.Es lamentable ver que en el siglo en que vivimos aún se establezcan lineas divisorias, pero así es.
No tengo hijos, ni creo que vaya a tenerlos pronto, pero el día que lo haga, me volcaré y esforzaré en intentar que jamás vean a los mal llamados " diferentes" como tales.
Un saludo.

Maru dijo...

Perdón que no comente sobre el post, pero antes de entrar a tu blog google me "advirtió" diciendo que contenía material exclusivo para adultos, que desaprobaba el contenido, pero que, así y todo yo quería seguir, que siguiese.
No creo que sea así la verdad. Tenés idea de porqué google/blogger pone eso? Algún error quizás?

Kyra dijo...

Cuanta razon tienes, pero sabes que aprendi yo, DESPUES DE DARME TOPES CON PARED? Que no le daremos jamas gusto a nadie, y lo digo por que me esforce en ser buena hija y termine siedo "la rara" de la casa. Término que hasta la fecha llevo con mucho orgullo incluso aqui en mi trabajo.

No me importa ser diferente, al contrario, me siento especial :)

Luisz dijo...

No podría estar más de acuerdo contigo porque escribiría tus mismas palabras.

A fin de cuentas, machismo y feminismo son dos caras de la misma moneda de intolerancia, sentimiento de inferioridad que sólo se refleja al minimizar al otro género.

Saludos.

Es la primera vez que te leo.

Dorn dijo...

La menda, independientemente del siglo, son simplemente valores humanos los que se necesitan para aceptar con amor a alguien distinto a nosotros.

Maru, recibí un mail la semana pasada donde Blogger me menciona que "alguien" reportó mi blog como ofensivo por su lenguaje y los temas. Así que para evitar ser eliminado tuve que poner una advertencia y así cada quien entra bajo su responsabilidad.

Kyra, todos somos distintos, no importa lo que muchos traten de copiar para sentirse aceptados, sin embargo, todos somos especiales y tenemos una combinación de virtudes y defectos que nadie más tiene.

Luisz, gracias por tu visita, la intolerancia duele y aleja de muchas cosas valiosas a quienes la practican.

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Yo creo que cada vez somos mas quienes como tu estamos educando a nuestros hijos de una forma diferente, inculcandoles el respeto hacia todas las personas, sean como sean... Pero se siente feo que en la escuela te tiren lo que has avanzado en casa... yo a mis hijos aun que sean niña y niña nunca he mostrado diferencia alguna en cuanto a juegos y juguetes, pero la niña dice cosas que de seguro le dicen en la guarderia... en fin, es dificil pero no imposible...

Dorn dijo...

si, suele suceder ale, sabes? hace años escuché una frase que es totalmente cierta: "Las palabras mueven, pero el testimonio arrastra". Así que aunque en otros lados les digan otras cosas, nuestro ejemplo como padres será lo que les motive más a ser tolerantes.