15:13

La Pena, de Muerte



Platón justificó la pena de muerte como medio político para eliminar de la sociedad a un elemento nocivo y pernicioso, y sostiene que: "En cuanto aquellos cuyo cuerpo está mal constituido, se les dejará morir y se castigará con la muerte, a aquellos otros cuya alma sea naturalmente mala e incorregible. Es lo mejor que puede hacerse por ellos y por el Estado". Bajo esta premisa, de que el Estado gasta más manteniendo a un preso de por vida, que en educación, muchos países optan por aplicar la pena de muerte.

El estado tiene como propósito, además de castigar al delincuente por el crimen que cometió, evitar que vuelva a cometer otro crimen que pueda afectar e involucrar a nuevas víctimas. La sociedad autoriza que el estado castigue al delincuente luego que se haya probado su culpabilidad. De esa forma los familiares sentirán justicia y se supone que las personas se sientan cohibidas de cometer atentar contra otro con un crimen similar. Pero yo me pregunto, si a mi hija de 5 años la secuestran, la violan, la torturan y luego su cuerpecito agonizante lo dejan durante 16 horas a la intemperie en un lote baldío y es devorada viva por ratas y perros; cómo me ayuda que maten al hombre que le hizo eso? En nada, absolutamente.

Si me dieran la opción la sentencia debería ser aplicada por un consejo de familiares de la víctima, donde se haga una votación para el castigo, tengan la edad que tengan:

Para el Secuestro:
Regarle ácido sobre la piel y despegársela, prohibirle las visitas familiares el resto de su vida (así las huellas emocionales y el no ver a sus seres queridos lo harán purificarse)

Para los violadores:
Cortarles el pene con tijeritas de manicure y sin anestesia, además de inyectarles progesterona para quitarles lo "machos"

Para los ladrones:
Cortarles las manos y los pies.

Para los políticos ratas:
Quitarles todos sus bienes a ellos y su familia, dividir ese dinero y repartirlo en partes iguales a las familias estafadas.

Para los asesinos:
Aplicarles diario una dosis de dolor del arma con que asesinaron, por ejemplo, si usaron pistola, pues darle sun balazo diario en partes del cuerpo donde no se atente contra su vida. Si mataron ahogando, pues entonces didriamente ahogarlos sin pemritirles morir. Si usaron golpes, igualmente...

Mientras siga vigente la pena de muerte, el riesgo de ejecutar inocentes no podrá evitarse nunca. No se evitará que haya más delitos, se ha demostrado que eso no disminuye la criminalidad. Lo que hace que un país tenga delincuencia es la falta de educación y de oportunidades.

Desde 1973 más de 90 presos estadounidenses condenados a la pena capital escaparon a la muerte porque surgieron pruebas que demostraron que eran inocentes de los delitos por los que habían sido condenados.

La justicia, la investigación y los largos procesos aunados a la corrupción en manos de humanos que cometen errores nos dejan solamente como consuelo la justicia divina, eso sirve?

2 comentarios:

Gran dijo...

Si bien la indignación creciente que estamos experimentando la mayoría de los mexicanos ante la cada vez mayor ola de violencia que nos esta rodeando y que ha rebasado tal vez definitivamente al Estado Mexicano nos haga a muchos de nosotros caer en el exceso de atribuírle a unos pocos el poder de decidir sobre la vida y la muerte. Sin embargo esto lleva siempre un riesgo, como bien se apunta en el texto anterior y es que por un lado, que la impartición de justicia en México es bastante defectuosa, tendenciosa, fácilmente sobornable y altamente cuestionable, circunstancias que invariablemente nos conducirán al resultado de que en un futuro tengamos varias personas inocentes muertas; y por otro lado como tambien se ha dicho aqui y como esta demostrado hasta el cansancio en muchas partes del mundo la solución no es la elevación de penas, sino la reestructuración social, modificar el sistema económico y social del país para volverlo mas justo, es decir, donde la mayoria de los mexicanos tengan las mismas oportunidades de desarrollarse tanto académica como profesionalmente. Por el bien de todos, primero los pobres.

Dorn dijo...

Gran, la pobreza es un cáncer que nos consume, a muchos nos alcanza y nos deja huella a otros acaba por destruirlos. La corrupción efectivamente agrava las consecuencias, veremos alguna vez la solución aplicada?

Gracias por tu visita y tu comentario tan inteligente.