10:09

Violad@s


Ayer leyendo un post del Bad, me inspiré a redactar este post. Si les disgusta hablar de sexo claramente les invito entonces a pasar a otra página, porque las cosas van a ser como son:

Soy una mujer de 33 años, y he tenido algunas malas experiencias en cuanto a respeto por el cuerpo se refiere. Con casi todas mis amigas de confianza he platicado estas historias y me sorprende darme cuenta de que TODAS hemos pasado por situaciones similares.

1) Cuando tenía 12 años mis papás me llevaron al carnaval de Veracruz, como era playa y hacía calor decdidimos ir al desfile de la noche solamente, me puse unas bermudas (en ese entonces) y una playera normal de manga corta. Estaba parada en la banqueta junto a mi papá, entre la gente comencé a sentir como una mano pequeña y calientita se metía bajo mi bermuda, supuse era un niñito porque suele suceder que se detienen de las piernas de uno frecuentemente. Pero lo que ya no me gustó fue sentir un pene erecto restregándose detrás. Volteé y era un enano marrano. Solté a mi papá y le dije, este señor me está molestando, mi papá con el ruido no me hizo caso y yo me hice a un lado, el tipo me siguió con una sonrisa que jamás podré olvidar. Corrí y corrí hasta toparme metros adelante con mi mamá y mi hermana. No dije ya nada, me quedé callada, sentí pena.

2) A los 13 años era muy común en la escuela ser espiada por los compañeritos cerditos. Me tocó junto con otras amigas ser fotografiada mientras estábamos con los calzones abajo haciendo pipí en el baño. Nunca nos atrevimos a decir nada a los papás o maestros, porque los alumnos que nos fotografiaron eran 3 años mayores y nos amenazaron con pegarnos y mostrar las fotos a todos. Tuve miedo.

3) Cuando tenía 15 años tuve la suerte de ser una hija mimada y con auto, tenía libertad para usarlo para ir a la escuela y salir 1 día a la semana con él. En uno de mis paseos sabatinos (que siempre tenían hora) salí de la privada donde vivía y me topé 2 calles adelante con un tipo bien vestido en un auto nuevo que me hizo señas. Por reacción normal al verlo agitar la mano volteé y cual va siendo mi sorpresa que en ese momento se baja el pants que tenía y me enseña su pene eyaculando. Cabe mencionar que en la siguiente calle di la vuelta y me regresé a mi casa a volver el estómago.

4) A los 16 años fui con mi mamá a tramitar una visa al DF y tuvimos que usar el metro, antes no había vagones separados para hombres y mujeres como hay ahora, ni había cámaras de seguridad ni policías en cada estación. Entre los apretujones pues ya saben.. manos en la cintura, otra mano entre las piernas y el disimulado que pasa con folders en el pecho tocándote con los nudillos los pezones. Bastante desagradable. No dije nada porque mi mamá estaba en la misma situación. En mi cabeza el hecho se quedó registrado como que era algo "normal" por el atasque de gente.

5) A los 18 años tuve un novio al que amaba e idolatraba, en nuetstros sueños guajiros hasta planeábamos boda y todo. Ya convenciéndome del hecho de ser "mi hombre" , me entregó un anillo y un día sin más ni más me pidió me acostara con él. Y como no quise, me tiró a la alfombra de la sala y comenzó a desvestirme. Me besó ala fuerza ahogando mis gritos diciendo No! No quiero! estuvo a solo 2 centímetros de violarme. Con una mano me sujetaba y la otra logré sacarla de abajo y golpearlo en la espalda, hasta que quedó quieto, sin moverse, me vio a los ojos, se levantó, me pidió perdón y se fue. No nos vimos como en una semana, no dije nuevamente nada. Cuando hablamos me dió una explicación que yo creí y finalmente a los 3 meses terminamos para siempre porque no me acosté con él.

La mayoría de las mujeres tenemos que soportar cuando andamos con alguien que nos toque de repente sin que nosotras lo queramos y a veces nos aguantamos por pena , otras para que no se enoje y piense que no lo amamos, otras más porque llegamos a creer que es nuestra obligación entegarnos.

Tengo muchas más anécdotas en camiones, que viví todo el tiempo mientras no tuve coche. He sabido de situaciones cercanas en la familia de víctimas de violación por los propios padres, por amigos de la familia, toqueteos entre amigos sin permiso y una infinidad de atentados contra el cuerpo y respeto de una persona. Siempre mis casos han sido de manos de hombres... no me he topado con un solo caso cercano en el que sea una mujer quien atente contra la voluntad del cuerpo de un hombre.

Cuando lo he comentado, a veces me asombra las preguntas que me intentan cuestionar a mí, minimizando el asunto, frases como:

- Seguro te vestías muy provocadora.
- Igual y le diste a entender que querías eso.
- Tú te lo buscaste por estar ahí.
- Eso nos pasa a todas, los toqueteos son accidentales, no a propósito.

Todo esto sin contar el acoso sexual en el trabajo, las indirectas de los compañeros o del jefe y que debemos tolerar por necesidad de trabajar, las miradas libidinosas del albañil de la esquina, del repartidor del gas, del cartero que pasa diario, del policía que te abre la puerta al fraccionamiento o simplemente entrar a un lugar y que te desnuden con la mirada sin disimulo, sonriendo con la típica risita de "chicle y pega"...

Por qué será esta actitud? por qué será que ellos nos invaden? por qué será que preferimos a veces quedarnos calladas? es desconfianza a la autoridad? es miedo a perder a la persona? es falta de valor? o una mezcla de todo?

Voy a dejar una encuesta del lado derecho, anónima claro para ver quienes han sido "irrespetad@s" en la voluntad sobre su cuerpo.

"Cuando una persona dice NO es porque NO quiere"

10 comentarios:

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Me encanta que digas en voz alta lo que muchas debemos o elegimos callar...
Ya voté, y creo que los resultados seran algo predecibles, la mayoría si no es que todas, nos hemos visto en situaciones en las que cualquier baboso, un desconocido, un amigo, tu novio, tu marido, creen que tu cuerpo se hizo solo para lo que ellos necesiten... ya basta!!!!!!!!

El Badgeroso del 8 dijo...

Creo que las mujeres en este caso solo tienen dos opciones, callar o gritar...

La primera hace que el problema pase desapercibido y el agresor seguira haciendolo.

La segunda, provocara una consecuencia al agresor, señalara el acto y ayudara que muchas otras mujeres se animen a señalarlo, solo asi habra menos abusos.

Niñas, ustedes deciden...

Badgeroso
De hombre a hombre... A no verdad!

Kyra dijo...

Dorn, tocaste un punto muy fuerte. Creo que como dice Alejandrina, todas hemos sido victimas de algun idiota (por no decir mas feo) asi.

Sencillamente, hace como dos semanas mi esposo se detuvo en una refaccionaria, a unos escasos metros hay una perfumeria donde vi anunciado un perfume que quiero y me baje del carro para ir a preguntar por el, en un trayecto de escasos 10 metros un tipo en un carro se detiene y me pregunta donde esta una tienda de video, me pregunto en ingles y como todavia hay palabras que se me van, me detuve y le pregunte que tienda, en ese momento el tipo me empezo a decir una sarta de majaderias, preguntandome si no me gustaba tal o cual cosa.

Creo que la sangre se me fue a los pies y solo atine a voltearme y tratar de llegar mas rapido a la tienda.

Que les pasa? por que creen que somos un objeto para su satisfaccion? como un juguete!

LA Gaby dijo...

Yo también tengo un par de cosas que me pasaron hace años... Cuando yo tenía como 14 o 15 años fui a la playa con uno de mis mejores amigos, cuando llegamos a la casa de su tía, ella dijo que nosotros no podíamos dormir en el mismo dormitorio, así que me mandó a mí a dormir a uno de los dormitorios y a él a otro.
A la media noche el amigo de uno de sus primos que estaba ahi en la casa se metió a mi cuarto y empezó a manosearme, yo estaba tan asustada que no sabia que hacer, estaba paralizada mientras él seguía tocándome los senos y poniéndome mis manos en su pene...
Gracias a Dios uno de los primos se levantó buscándolo y el salío a hurtadillas de mi dormitorio.

Al día siguiente se lo conté a mi amigo y el le partió la skateboard en la cabeza...

Y a los 16 años me subí a un bus y derepente un hombre vino a sentarse cerca de donde estabamos mis compañeras y yo.
El hombre nos llamó y cuando volteamos a ver, el tenía su pene todo erecto y se estaba masturbando frente a nosotras.
Nosotras nos asustamos tanto que nos bajamos del bus corriendo!!!

Dr. Mille Miglia dijo...

Lo más que me ha pasado es que un "jotito" me siga hasta mi casa, si me miraba como "serás mio".

Lo del autobus no pasa mucho en mi ciudad por que hay pocos, aqui se usan más las combis y pues ahi esta bien dificil de andar tocando gente.

Maiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maiz dijo...

Por desgracia el Hombre sigue siendo un Animal Primitivo por mas Inteligente que se le pinte, el Impulso Sexual hace que se liberen una infinidad de conductas tan Impredecibles en menor o mayor medida que incluso la Persona que se puede creer mas Recta es un Autentico Pervertido.

Lamento que las mujeres tengan que vivir todo este tipo de acciones y de faltas al Respeto por culpa de siglos y siglos de Machismo que aun en estos dias estan muy Presentes.

Yo mismo conozco mujeres a las que les han pasado cosas asi y la verdad se siente mucha impotencia al tratar de ponerse en sus Zapatos.

Te Admiro Dorn por ser como eres, por expresar lo que tu Corazon siente y por No callar sobre todo.

Las Muchachas que siguen este Blog y que tambien estan Rompiendo el Silencio tambien tienen toda mi Admiracion.

Animo!!!

Menda dijo...

Uffff, es un tema peliagudo. Responderé en la encuesta.
Un besito Dorn.

(cachis, y a mi que nadie me viola, ajjajajajaja.Es broma, mil besos)
Dejé un comentario en el post anterior, y no apareció :(

Kodama San dijo...

Ouch! cuántas cosas feas te han pasado por Dios!!, pero me gusta que lo digas así sin más sabes? eso es tener coraje. Lastimosamente parece que a todas nos han pasado cosas similares, y no sé, cuando a mí algo me pasó yo no dije por verguenza, que triste que yo precisamente tenga verguenza siendo la víctima no?. Está en nosotros crear algo así como la confianza suficiente para que nuestros hijos acudan a nosotros en caso de que algo así se les presente.

Saludos!! ya tengo nuevo post para que no me extrañes tanto jajaja :D

Como extrañaba los blogs carajo!!

Colores dijo...

Ay, la verdad es que nunca hablamos de esto con mis amigas... pero creo q a todas nos han pasado cosas de estas...
salvo una amiga que me contó que una vez viajó en colectivo de larga distancia con el hermano de un amigo nuestro y éste viajaba justo sentado a su lado y en medio de la noche le metió la mano por debajo de la bombacha y cuando ella despertó y lo miró aturdida él se hizo el dormido oara seguir... y ella le retiró la mano en seguida...
Y a mí viajando en tren me pusieron la mano infinidad de veces... decí que a mí las veces que me pasó algo así (en el tren) grité y todo el mundo se puso a mirar al degenerado que tuvo que huir despavorido...
Y eso de algún depravado haciéndose la paja y llamando para que lo veas también me pasó... cuando salía del colegio, nos íbamos con mis amigas a una galería que queda enfrente y una vez había un tipo con su pene afuera, llamándonos para que lo mirásemos...
Hace rato que no pienso en estas cosas pero la verdad es que son horribles y se ve que en todos lados es igual.
Creo que en México es un poco más fuerte que acá -lo sé por una amiga que vive hace más de 5 años en el DF y ella me cuenta que los hombres son más machistas que acá..
Le tocó vivir una experiencia muy fea con un chico...