10:30

Consejos



El día Lunes llegué a la escuela por mis hijitas y la más pequeñita, de 8 años, salió llorando de su salón. El profesor de música me mandó llamar para decirme el motivo. Resulta que les dió una sesión de musicoterapia. Donde imaginaran un cofre, en él había fotos de personas que extrañan, al tomar la foto de uno de ellos se visualizaron en una bosque y corrieron a su encuentro, los abrazaron y les dijeron cuánto los amaban y extrañaban. Mi hija recordó a su abuela, sí a la jija cabrona que me parió. Y bueeeno, ahí estoy yo poniendo mi cara para abrazarla y decirle:

- Muñequita, tranquila, mira que buena oportunidad te ha dado tu maestro para tomar ese cofrecito en tu corazón y abrazar a tu abuelita cada vez que la necesitas y extrañas!!!

Junto a nosotras estaba mi hija mayor, de 10 años y me dice:

- Pero si mi abu no se ha muerto, porqué ya no la vemos?

Mi única respuesta fue:

- Porque no se ha podido mi vida.

Este fin de semana pensamos hablar con ambas. Aunque las dos vieron la situación de mi papá después de que intentó suicidarse (si no saben de qué hablo aquí está un posty otro mas), aunque las dos me vieron llorar varios días por las palabras y actitudes de mi madre, aunque las 2 han sido testigos de sus ofensas directas a mí y mi marido, nunca supieron a ciencia cierta la realidad, que sus abuelos no me quieren, que sus abuelos decidieron no volver a verlas más, que sus abuelos no son buenas personas y que sus abuelos no deben estar cerca porque nos pueden hacer mucho daño.

Pero a ellas, qué les digo? Para que queden conformes con mi explicación y tampoco sembrarles en ellas rencor ni dolor? que hago? Sus preguntas sobre los abuelos ya son constantes, conmigo, con sus profesores, sus peticiones de querer verlos me inquietan... si ellas mismas han vivido maltrato por parte de ellos, no lo entiendo. Pero algo debo hacer, ya las alejé de todo ese ambiente nefasto, ahora... que les digo?

Pensé decirles lo mismo que me he repetido a mí misma desde Diciembre: Están Muertos.
Pero el día que salgamos a la calle y nos los encontremos creo yo quedaré como mentirosa y ellas sufrirán un infarto de ver gente muerta caminando. Creo que son suficientemente inteligentes como para que ya hayan notado que cada que me cuestionan cambio el tema y salgo a comprarles dulces. Se aceptan consejos y que Dios me ilumine para decir lo correcto.

5 comentarios:

La Menda. dijo...

Vaya, Dorn. He leído los post.
Lo siento, no tengo palabras.

Un beso canario.

Anónimo dijo...

Hola Dorn, mira que esto es muy complicado,la vida nos presenta a veces estas encrucijadas, y como bien te expresas, es la luz del SEÑOR la unica herramienta para poder pensar y poder actuar con sabiduria y tranquilizar el corazon herido, consiguiendo la paz que necesitamos para que nuestra vida tenga sentido.
No se si es prudente conversar con las niñas y lograr con sencillas palabras que comprendan que las personas, nos equivocamos a veces y como no reconocemos el hecho, nos volvemos, tercos, amargados, no podemos medir las palabras y solo insultamos, herimos....Que entre esas personas estan sus abuelos, no porque sean malos ni porque no las quieran, pero han asumido actitudes negativas que las harian daño si estuvieran en contacto con ellas, Dios les ha dado un tiempo para que recapaciten y cambien, y se debe respetar ese momento, por lo que es mejor no interrumpir y permitirles estar solos, siendo mejor rezar bastante por los abuelitos, no son los unicos, a otros abuelitos de otros niños tambien les ocurren cosas similares, y lo importante, me parece recalcar que las quieren mucho solo que es como una enfermedad que ya pasara.....Es mas o menos la idea, tendras unas palabras bonitas para ello , pues por lo que leo tienes una muy buena expresion y piensas inteligentemente.
No te agobies mucho querida amiga, porque esos y peores son los avatares de la vida y no nos queda mas que afrontarlos y guiarnos hacia la mejor solucion. Dios es el Padre Misericordioso que nos da la fuerza y el valor para continuar siempre hacia adelante.
Que Dios te bendiga y ojala sea una ayudita aunque muy pequeñita.
Abrazos a ti y a tus nenitas.

Perlu dijo...

Si cada vez que te preguntan sales corriendo a comprarles dulces...creo que te preguntaran mas seguido jeje no no ya en serio creo yo que estan lo suficientemente grandecitas (ademas de que son muy maduras) como para entender que a su mami le hace daño estar en contacto con sus papas por que no se llevan bien, y que han decidido estar un tiempo sin verse para ver si las cosas mejoran, que si Dios quiere pues algun dia se encontraran y se llevaran mejor.

Te digo esto por que tarde o temprano tendras que volver a verlos (el mundo es muy chico) y ese dia ellas podran ver el encuentro de una manera mas natural.

Espero ser de ayuda (aunque sea poquitita)

Besos!!

:D

LA Gaby dijo...

Yo vivo casi la misma situación yo tampoco he visto a mi madre desde hace mucho tiempo por las mismas razones, porque desde tiempos inmemorables ella me ha hecho mucho daño y no quiero que ella siga siendo parte de mi vida.
Pero yo le dije a mi Enano cada vez que la extraña que recuerde todas esas veces que el me veía llorar amargamente por el dolor que me causaba mi madre. Y que qué prefería él... Si alejarnos de lo que nos hacia daño o seguir viviendo en dolor.

Dorn, para nuestros hijos nosotras somos lo más importante, y lo que nos hace daño a nosotras les hace daño a ellos también. Explicales en buenas palabras y sin ganas de crearles resentimientos o malos sentimientos hacia esas personas. Solo demostrarles que a ti te hace daño y que es preferible tener una mami feliz a una mami que llora todo el tiempo.

A mi me funcionó.

Dorn dijo...

Menda, jajaja... solo pide por mí y un sano juicio y ya.

Anónimo, muchas gracias, me has dado palabras que busco y no encuentro, pondré toda mi fe en Dios y que él haga el resto. Gracias de verdad por tan buen consejo.

Perlu, en mucho tienes razón, debo hacerles sentir que este proceso, es por lo pronto, algo natural, para no causarles algún desequilibrio en su desarrollo afectivo y emocional. No hacer las cosas más grandes de lo que son, sino en su justa dimensión.

Gaby, muchas gracias, eos lo tengo claro, si me ven bien, ellas estarán bien.

Muchisimas gracias a todos por sus palabras, por reconfortarme con sus comentarios. Les agradezco con todo mi corazón el tiempo que se toman en hablarme para hacerme más fácil el camino. Un beso a cada uno.